I sing, I dance, I learn: aprende inglés al estilo Backstage

Actualizado: sep 28


Aprender inglés es una de esas presencias constantes en la vida de niños y adultos. Vivimos en un mundo globalizado en el que España es una potencia turística y, como tal sería de esperar que el inglés estuviese más extendido como idioma global por excelencia para comunicarnos con nuestros visitantes del extranjero. Lo curioso es que no es el caso, y dista bastante de serlo.


Como madres y padres, en Backstage hemos reflexionado profundamente acerca de las razones de esta carencia, trazando su origen al propio sistema educativo, especialmente al llamado sistema bilingüe. Y es que es evidente que, a pesar de su denominación, los pequeños no progresan en su vida educativa hasta alcanzar un bilingüismo real.


Omar El Kashef, traductor profesional de inglés y cofundador de la Escuela Backstage, se ha propuesto aplicar la filosofía lúdica que se aplica en la escuela para enseñar música y danza, al aprendizaje del inglés. Básicamente se trata de llevar el idioma al terreno de juegos y actividades de los niños y no al revés. En lugar de pupitres estáticos, salas amplias donde correr y bailar. En lugar de rigor fonético, desparpajo. En lugar de memorización, aplicación útil de los conocimientos. En lugar de sesuda gramática, inmersión conversacional sin miedo o vergüenza al error, sencillamente porque no existen errores cuando se trata de comunicarnos con otros en un idioma que no es el nuestro. En definitiva, aplicar lo que hacemos para que nuestros hijos aprendieran castellano desde la cuna: hablarles, jugar con ellos y premiar sus primeras palabras. Tan sencillo y tan complejo como eso.


Así nace I sing, I dance, I learn, un programa de actividades de 45 minutos semanales destinados a dotar a nuestros pequeños de 5 a 6 años de las herramientas, las navajas suizas, para que sepan entender un entorno angloparlante y puedan interactuar con él sin el lastre del pudor o la vergüenza a hablar. Para ello empleamos diversas herramientas, desde la adaptación de juegos clásicos del cole, como "el suelo es lava" o el "Twister", hasta actividades diseñadas para hacerse con un vocabulario básico jugando con la expresión corporal y la omnipresente música, como es nuestro "Freeze and Forms". El objetivo es que los pequeños entiendan el aprendizaje del inglés con la misma naturalidad que el castellano en sus casas. Además, promovemos actividades que requieren de una interpretación consciente de lo que han aprendido en la resolución de pequeños retos que requieren de una aproximación deductivo-cognitiva. Una de las grandes aliadas de este método es la tecnología, por la que siempre hemos apostado en Backstage. Así, aprendemos canciones de saludo y despedida, así como de otros aspectos útiles para el desenvolvimiento futuro en inglés, o empleamos aplicaciones móviles interactivas proyectadas en el monitor del aula. Lo mejor de todo: aprenden sin darse cuenta.


Tras el éxito de nuestro programa piloto de tres meses llevado cabo a lo largo del curso 2020-21, lanzamos I Sing, I Dance, I learn como oferta específica en nuestra cartera de materias. Puedes informarte en el botón de más abajo. It's wirth the try!






16 vistas0 comentarios