¿Qué esperar de mi clase de prueba de batería?



Como seguramente sabrás, en Backstage te ofrecemos la posibilidad de que pruebes, sin compromiso, una clase antes de decidirte si quieres matricularte. Puede resultar una obviedad, y de hecho lo hacen muchas escuelas de música. Sin embargo, nosotros concebimos esta prueba como algo más que saber cómo se enseña una disciplina. En Backstage entendemos las clases de prueba como abrir una ventana hacia lo que nos diferencia: una experiencia en sí que va más allá del aprendizaje y que engloba el grupo, el equipo de profes y el lugar donde se lleva a cabo dicha experiencia. Cada uno de estos elementos es muy importante para nosotros como ingredientes de un todo muy pensado para que nuestros alumnos vivan de primera mano nuestro lema: Toca, Baila, Juega.


Si alguna vez has sentido curiosidad por la batería, uno de los instrumentos de banda más cañeros e icónicos, estás de enhorabuena: en Backstage tenemos las puertas abiertas para enseñarte sus fundamentos, sea cual sea tu edad, a partir de los 5 años.


Lo primero que descubrirás es que la batería es un conjunto de instrumentos (caja, bombo, platos) que no tiene altura tonal definida; vamos, que no tiene notas musicales. Por esa razón hay que conocer sus nombres y distinguir sus respectivos sonidos desde el primer momento. Para esto, asignaremos una sílaba a cada uno de los elementos principales de la batería, lo cual nos ayudará a distinguir los sonidos correspondientes, leer las partituras y a aprender cómo se constituyen los ritmos.


Si tienes entre 5 y 9 años, y una vez te hayas familiarizado con lo que acabamos de contarte más arriba, trabajaremos cosas básicas, como la manera de coger las baquetas (sí, esos palitos con los que se toca la batería se llaman así) y cómo tocar el bombo con el pie. Y así, sin muchos más preámbulos nos lanzaremos a tocar los primeros ritmos.


Primero los cantaremos con las sílabas que les hemos asignado anteriormente para, a continuación, ejecutarlos con el instrumento. Por último, si todo ha salido a pedir de boca (verás que sí), aplicaremos esos ritmos para tocar a primera canción.


Si tienes 10 años (y hasta que el cuerpo aguante), te explicaremos las distintas áreas de aprendizaje de este instrumento (lectura rítmica, técnica de manos y pies, independencia de estos, coordinación, etc.) y cómo las trabajaremos en las clases.


Lo siguiente será conocer los distintos agarres de las baquetas, las técnicas de pie y cómo sentarse correctamente para, finalmente, aplicar todo lo aprendido con vistas a tocar nuestros primeros ritmo. Si la cosa va genial, como así lo esperamos, introduciremos el metrónomo y veremos las claves de cómo afrontar las primeras canciones.


Ahora solo nos queda hacerte una pregunta: ¿¿a qué esperas para reservar tu clase de prueba??




31 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo